Solucionar problemas en la Comunidad de Vecinos

Solucionar problemas en la Comunidad de Vecinos

En una comunidad de vecinos pueden darse lugar conflictos de diferente naturaleza, tanto entre varios propietarios, como con inquilinos o incluso de cara a la administración de la finca.

Cuando hay problemas en la Comunidad de Vecinos

En el artículo de hoy de nuestro blog de  administradores de fincas veremos una de las mejores alternativas para solucionar este tipo de desarreglos vecinales sin tener que recurrir a la costosa y burocrática vía legal, la mediación. ¿Quieres conocer más sobre ella? Pues sigue leyendo:

¿En qué consiste la mediación como solución a los conflictos de las comunidades de vecinos?

Ante cualquier tipo de conflicto en una comunidad de vecinos, con o sin administrador de fincas, se suele acudir directamente a la justicia para poner solución. Sin embargo, la vía judicial no siempre es el camino más apropiado ni más conveniente, ya que basta con realizar una correcta tarea de mediación a través de un especialista.

El mediador únicamente actúa moderando entre ambas partes y no toma decisiones. Se trata de clarificar el asunto e intentas buscar una  solución que satisfaga a los interesados, a través de la negociación y el diálogo.

Estas reuniones se realizan de mutuo acuerdo entre las partes enfrentadas y muchas veces con el asesoramiento directo de la compañía aseguradora de la vivienda. Las sesiones suelen durar unas cuatro semanas, y el coste por hora de reunión oscila entre los 60 y 90 euros. Sin embargo, en muchas ocasiones, se llega al acuerdo en apenas un par de semanas y realizando muy pocas sesiones mediadas.

En algunas ocasiones, puede conseguir que sea el administrador de fincas el que actúe como mediador de un pequeño conflicto entre acuerdos vecinales, así como brindar asesoramiento durante una de las sesiones de mediación de los propietarios de su comunidad de vecinos.

Ventajas de la mediación para solucionar conflictos vecinales

La principal ventaja de la mediación es que supone un importante ahorro tanto económico, recordemos que los gastos de la vía judicial son muy cuantiosos, y también en lo referido al tiempo. Y es que, por lo general, suelen hallarse soluciones muy eficaces y rápidas a problemas relacionados con la hipoteca, o la comunidad de vecinos.

Por otro lado, el conflicto se clarifica de una manera que contenta a ambas partes, cosa que, en la mayoría de las ocasiones, no se consigue a través de la vía judicial.

¿Alguna vez has usado la mediación como solución a tus conflictos vecinales o en relación con tu vivienda?

Cuéntanos tu experiencia y la forma de solucionar los conflictos en tu comunidad de vecinos. Envíanos tus propuestas, dudas, sugerencias o cualquier otra información de interés relacionada con las sesiones de mediación, a través de comentarios en este blog, o por email.

También puedes seguirnos y unirte a nuestro grupo de LinkedIn para estar al día de todas las novedades acerca de la administración de comunidades de vecinos, así como para compartir contenidos e información de interés con otros usuarios.

 

Andrea