La propiedad horizontal: Definición y características

La propiedad horizontal: Definición y características

Cuando nos referimos a la propiedad horizontal halamos de una tipología especial de propiedad establecida en el artículo nº 396 del Código Civil también regulada por la Ley de Propiedad Horizontal.

¿En qué consiste la propiedad horizontal?

Esta ley se basa en el establecimiento de  dos derechos de propiedad diferentes, que se detallan bajo estas líneas:

  1. El derecho exclusivo de la propiedad sobre un espacio delimitado y que sea susceptible de aprovechamiento independiente. Se incluyen dentro del mismo todos y cada uno de los elementos arquitectónicos e instalaciones, tanto los que son de carácter aparente como los que no lo son, que se hallen dentro de sus límites, sirviendo exclusivamente al propietario de los mismos.
  2. La copropiedad, con los demás dueños de pisos o locales, de los restantes elementos, pertenencias y servicios comunes.

De este modo a cada vivienda, piso o local se le atribuye una cuota de participación que guarda relación directa con el valor del inmueble. Tal cuota sirve a su vez de módulo para cuantificar y determinar la participación, tanto en las cargas como en los beneficios, por razón de la comunidad de vecinos.

Cabe señalar que cualquier mejora de cada piso o local no modificará ni alterará de ningún modo la cuota atribuida, ya que esta solo podrá sufrir una variación respetando los parámetros establecidos en los artículos 10 y 17 LPH.

Así cada uno de los propietarios puede disponer de su derecho de forma libre, y sin poder separar los elementos que lo integran.

Según lo dictaminado en sentencia del Tribunal Supremo, a fecha de 11 de febrero del año 2009, “el artículo 5 de la Ley de Propiedad Horizontal , con el artículo 396 del Código Civil, constituyen los fundamentos de la propiedad horizontal, y el precepto primeramente citado se refiere al Título, los estatutos y la cuota de participación, esto es, determina los presupuestos principales para conocer los detalles del inmueble y las normas de funcionamiento, de modo que concreta el espacio jurídico para el funcionamiento de las comunidades de propietarios, sin perjuicio de los acuerdos de la Junta adoptados posteriormente con el quórum exigido en el artículo 17 de la Ley de Propiedad Horizontal.”

En qué casos es aplicable la propiedad horizontal

La propiedad horizontal tiene vigencia incluso en ausencia de su constitución formal, ya que es requisito el cumplimiento del artículo nº 396 del Código Civil, en el cual se establece la coexistencia en un inmueble de elementos comunes y elementos privativos.

En determinados casos, que se exponen a continuación bajo estas líneas, el régimen de propiedad horizontal se extingue:

  1. En caso de destrucción del edificio, salvo pacto comunitario y previo en el cual se haya establecido contrario.

Se estimará esta destrucción en el supuesto de que coste de la reconstrucción exceda del cincuenta por ciento del valor de la finca en el momento que el siniestro tuvo lugar, exceptuando los casos en el que dicho coste esté cubierto por un seguro de vivienda.

  1. En caso de transformación del mismo en propiedad o copropiedad ordinarias.

Desde el blog de Olaco esperamos haber aclarado tus dudas pero si tienes más puedes dejarnos tu comentario más abajo. Estaremos encantados de responderte.

 

Andrea